miércoles, 17 de abril de 2013

Juegos de perros

Perros jugando
Los perros al igual que los humanos, tienen maneras de divertirse. Generalmente desde que están cachorros, uno de los primeros juegos de un perro es con sus hermanos. Los perros como descendientes de los lobos que son, tienen un instinto primordial por ejercer sus jerarquías dentro de la manada.

Muchos perros “juegan” a perseguir a otros cachorros tomándolos por el cuello y venciéndoles. Esto, dentro de la lógica canina, tiene muchas implicaciones para el desarrollo sicológico del perro. Los caninos ―perros, lobos, chacales, hienas― son especies gregarias, es decir, necesitan de la manada para desarrollarse como especie, para cazar, proteger el grupo y establecer jerarquías frente a las hembras.

Los perros, puesto que han sido domesticados por los seres humanos desde hace ya casi 10.000 años, hoy no tienen la necesidad imperiosa de salir a conseguir su alimento, ni cazar o enfrentar a otras especies para sobrevivir. Esta es la razón por la cual los perros domésticos necesitan sentirse ocupados mentalmente para no estar estresados, deprimirse o volverse extremadamente agresivos, o por el contrario, muy tímidos.

El avance de la ciencia ha hecho que se diseñen distintos tipos de juegos o entretenimientos para perros, igual que para los humanos. Los perros actúan de acuerdo a distintos niveles de inteligencia. Más o menos esto quiere decir que para conseguir algo o apañárselas para favorecer a su amo, dependerá su nivel de gratificación. El perro posee un carácter definido de acuerdo a su raza o entorno y su inteligencia es variable, aunque se ha dicho que un perro promedio tiene un nivel de complejidad de un niño de seis años, más o menos.

Los diseñadores de entretenimiento canino han desarrollado de acuerdo a los estudios realizados por investigadores, diferentes vías de desfogue para sus energías físicas y mentales. Existen en el mercado de casi todos los países, diferentes juegos para perros:

-Hay varios retos mentales para el perro, uno de ellos es el conocido como “Entrenador cerebral de perros” (Doggy Brain Trainer), este consiste en un juego donde el perro deberá desplazar distintas partes de una trampa en forma de disco, que al levantarlo con su hocico, irá buscando hasta encontrar su comida. Este juego desarrolla la capacidad de resolución de problemas elementales.

-Otra herramienta valiosa en la corrección de la mala conducta de agresividad por posesión es la “Bomber Ball”, esta consiste en una pelota que, aparentemente, es igual a la típica que le damos al perro para que se entretenga mordiendo, la diferencia es que esta no la podrá agarrar fácilmente con sus poderosos dientes, lo que le hará correr tras ella hasta que se calme. Es un modo inteligente de evitar la destrucción de objetos, muebles, ropa, etc., mientras desfoga grandes cantidades de energía.

Conseguir un juguete para el perro, sobre todo en la etapa de cachorro, cuando está empezando a formar su carácter y su cuerpo, ayudará a mantener al perro equilibrado, con una mentalidad tranquila y reposada, además de fortalecer por medio del ejercicio constante sus músculos necesarios para la mordida y el correcto desarrollo de sus dientes. Ese juguete más que un entretenimiento para la mascota, será un vínculo con nosotros que irá reforzando a medida que nos relacionemos con él.

Jugando con perros
Mantenerle ocupado, disminuirá en el perro la sensación de frustración al quedarse solo por causa de nuestras ocupaciones. Proponerle retos a su inteligencia será crucial para el animal, pues su naturaleza exige estímulos constantes para evitar desfases de su personalidad: agresivos, territorialidad, irrespeto a su amo, inseguridad, introversión, etc. Sin embargo a la hora de comprar un artículo como estos para nuestro perro, conviene asesorarse con un profesional en el área veterinaria que nos diga cual será el indicado de acuerdo a la raza, al peso y al tamaño de nuestra mascota, puesto que pueden ser tóxicos o provocarles asfixia por obstrucción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada